CREANDO LA COMISION DE EMERGENCIA Y DESASTRES PARA LAS ACTIVIDADES COMERCIALES, INDUSTRIALES Y DE SERVICIOS EN EL MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

Corresponde al Expediente: E 118 / 2017-2018.

 

PROYECTO DE LEY

 

El Senado y Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sancionan con fuerza de

Ley

 

Artículo 1°: Créase en el Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, la Comisión de Emergencia y Desastre para las actividades Comerciales, Industriales y de Servicios de la Provincia de Buenos Aires, cuya organización y funcionamiento se ajustará a las disposiciones de la presente Ley.

Artículo 2°: La Comisión creada por el artículo anterior estará integrada por funcionarios del Estado y de las entidades representativas del sector comercial, industrial y de servicios a nivel de la Región mencionada.

La Comisión será presidida por el Ministro de la Producción, quien podrá delegar esta función en quien considere corresponder dentro de su repartición.

Artículo 3°: Los representantes de las entidades a que se refiere el Artículo 2° serán designados por el Poder Ejecutivo a propuesta de las mismas, debiendo hacerlo en cada caso por un titular y un suplente, dicha proposición deberá contener los fundamentos de la elección del candidato.

Los miembros de la Comisión de Emergencia y Desastre no percibirán retribución alguna.

La Comisión podrá incorporar para su integración transitoria y en la medida que lo considere necesario, representantes de entidades nacionales, provinciales, municipales y de instituciones o asociaciones no gubernamentales.

Artículo 4°: A los efectos de esta ley se considerará Emergencia Comercial, Industrial y de Servicios a todo evento que involucre factores de origen climático, telúrico, físico o biológico, que no fueren previsibles o siéndolo fueran inevitables y que por su intensidad o su carácter extraordinario, afectaren el desarrollo de actividades comerciales, industriales o de servicios  de una región, dificultando gravemente la evolución de las actividades y/o el cumplimiento de las obligaciones crediticias y fiscales.

Artículo 5°: Serán funciones de la Comisión:

  1. Proponer al Poder Ejecutivo la Declaración de Emergencia Comercial, Industrial y de Servicios de la zona afectada, con delimitación del área territorial a nivel de partido o sectores del partido. Deberá expresar asimismo la fecha de iniciación y finalización, en función del lapso que se estime abarcará la emergencia y el período que se presuma demandará la recuperación de las actividades.
  2. Proponer al Poder Ejecutivo la Declaración de Zona de Desastre Comercial, industrial y de Servicios, de aquellas actividades que, por la excepcional magnitud de los daños sufridos, no pudieren rehabilitarse con las medidas que acuerda la mera Declaración de Emergencia. Incorporando en la propuesta los criterios evaluados para tal categorización, como así también propuestas de acción frente a la declaración de Zona de Desastre.
  3. Hacer el seguimiento de la Emergencia o Desastre y del proceso de recuperación económica de las actividades afectadas, para proponer, cuando corresponda, la modificación de la fecha de finalización del estado de Emergencia o Desastre Comercial, Industrial y de Servicios.
  4. Recabar información de organismos nacionales, provinciales y municipales o instituciones u organizaciones no gubernamentales, necesarias para facilitar su cometido, realizando ante los mismos todas las gestiones que estime convenientes para el mejor cumplimiento de esta Ley.
  5. Establecer criterios específicos para la individualización de las actividades afectadas y su respectiva verificación.
  6. Intervenir en la ejecución de las medidas que se adopten en el cumplimiento de esta Ley.
  7. Propiciar la elaboración y divulgación de normas para la recuperación de las áreas afectadas.
  8. Proponer, cuando lo requieran las circunstancias, cualquier otro tipo de medidas complementarias de las enunciadas en el artículo 11° de la presente Ley.

Artículo 6°: Cuando un fenómeno afecte a un reducido número de actividades comerciales, industriales o de servicios, la Comisión podrá proponer -previa verificación- la Declaración de Emergencia o Desastre con carácter individual,
respecto de aquellos actores que resulten afectados en la proporción establecida en el artículo 9° incisos a) y b), respectivamente.

Artículo 7°: Los estados de Emergencia y Desastre Comercial, Industrial y de Servicios serán declarados por Decreto del Poder Ejecutivo Provincial y las Declaraciones de Emergencia o Desastre Individual por resolución del Ministerio de la Producción.

Artículo 8°: No corresponderá la declaración de Emergencia Comercial, Industrial o de Servicios  cuando del análisis que determina tal estado de emergencia,  se concluya que la situación es de carácter permanente.

Artículo 9°: Para gozar de los beneficios emergentes de la presente Ley, deberán reunirse los siguientes requisitos:

  1. a) Los comerciantes, industriales o prestadores de servicios comprendidos en las zonas declaradas de Emergencia, deberán encontrarse afectados en su nivel de actividad en por lo menos el cincuenta por ciento (50%).
  2. b) Los comerciantes, industriales o prestadores de servicios comprendidos en las Zonas de Desastre deberán encontrarse afectados en su nivel de actividad en por lo menos un ochenta por ciento (80%).

El Ministerio de la Producción de la Provincia, extenderá a los comerciantes, industriales o prestadores de servicios afectados, un certificado que acredite las condiciones precedentemente enumeradas. La presentación del certificado será obligatorio para gozar de los beneficios que otorga esta Ley.

Artículo 10°: No gozarán de los beneficios emergentes de la presente Ley, los comerciantes, industriales o prestadores de servicios mencionados en el artículo 9°, cuando los daños puedan ser cubiertos o amparados por el régimen de seguros.

Artículo 11°: Declarado el estado de Emergencia o Desastre Comercial, Industrial o de Servicios, se adoptarán y aplicarán a los actores afectados, las medidas que se detallan:

1.- En el orden crediticio: Quedando comprendidos comerciantes,  industriales y prestadores de servicios de zonas afectadas por repercusión inmediata del fenómeno, el Banco de la Provincia de Buenos Aires, concurrirá en ayuda de los comerciantes,  industriales y prestadores de servicios comprendidos en la Declaración de Emergencia o de Desastre, aplicando de acuerdo a las situaciones individuales de cada comerciante, industrial o prestador de servicios y con relación a los créditos concedidos para su propia actividad puntual, las medidas específicas que se detallan a continuación:

a) Otorgamiento de esperas y renovaciones a pedido de los interesados, de las obligaciones pendientes, a la fecha en que se fije como iniciación de la Emergencia o de Desastre y por los plazos acordes con los recursos e ingresos de cada comerciante, industrial o prestador de servicios afectado, cualquiera sea su monto y en las condiciones que establezca la Institución Bancaria.

  1.     b) Otorgamiento en las zonas de Emergencia o de Desastre, de créditos especiales, operaciones de descuento sobre la base de intereses mínimos, que permitan lograr la continuidad de las actividades, el recupero de las economías de los comerciantes, industriales o prestadores de servicios afectados y el mantenimiento de su personal estable, ponderando la emergencia o desastre.c) Unificación, previo análisis de cada caso, de las deudas que mantengan los  comerciantes, industriales o prestadores de servicios con la Institución Bancaria interviniente y en las condiciones que se establezcan para caso particular.
  1. d) Suspensión de hasta ciento ochenta (180) días, después de la fecha de finalización del período de emergencia o de desastre, de la iniciación de juicios por cobros de acreencias vencidas con anterioridad a la emergencia, sólo en lo que respecta a acciones y procesos de ejecución, sin perjuicio de las medidas cautelares destinadas a preservar la acreencia.

En las acciones y procesos de ejecución que se hallaren en trámite, se dispondrá por igual plazo la suspensión del procedimiento y de los términos procesales.

  1. e) No afectación del concepto de los deudores acogidos a las franquicias que se acuerdan conforme a esta Ley.

El Poder Ejecutivo gestionará ante otros organismos de créditos oficiales o privados, la aplicación de normas similares a las establecidas por el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

2.- En el orden impositivo: Se adoptarán las medidas especiales que seguidamente se indican, para aquellos responsables que con motivo de la situación de Emergencia o Desastre vean comprometidas sus fuentes de renta comercial, industrial o de servicios, siempre que su accionar se encuentre ubicado en ella y constituya su principal actividad.

  1. a) Prórroga de vencimiento y el pago de los impuestos y tasas provinciales que graven las zonas afectadas, cuyos vencimientos operen durante el período de vigencia del estado de Emergencia comercial, industrial y de servicios. Las prórrogas para el pago de los impuestos mencionados tendrán un plazo de vencimiento de hasta ciento ochenta (180) días siguientes a aquél en que finalicen las mismas, aplicándose desde el vencimiento original y hasta la finalización del período de prórroga, un interés mensual acumulativo que no podrá exceder, en el momento de su fijación, el cincuenta  por ciento (50%) de la tasa vigente que perciba el Banco de la Provincia de Buenos Aires, en operaciones de descuento a treinta (30) días y que será establecido por el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Economía.
  1. b) Exención total o parcial de impuestos y tasas provinciales en los partidos declarados en Zona de Desastre. Estas exenciones serán acordadas por el Poder Ejecutivo, quien determinará los sujetos, alcances, beneficios y demás condiciones, sin alterar el espíritu de la presente norma.
  2. c) Suspensión hasta ciento ochenta (180) días después de finalizado el período de emergencia o desastre comercial, industrial y de servicios, de la iniciación de ejecuciones fiscales por vías de apremio, para el cobro de los impuestos o tasas adeudadas por los contribuyentes comprendidos en la presente Ley.

Por el mismo período quedará suspendido el curso de los términos procesales y de la caducidad de la instancia en aquellas acciones y procesos de ejecución que se hallaren en trámite.

  1. d) A los fines de acogerse a los beneficios de la Ley – prórroga o exención- los contribuyentes deberán acreditar la inexistencia de deudas exigibles.- En el orden de obras públicas: Se procederá con carácter de urgencia a la asignación de partidas para afrontar la construcción y/o reparación de las obras públicas afectadas o que resulte necesaria como consecuencia de los factores que dieron origen a la declaración del estado de Emergencia o de Desastre, previo estudio del conjunto de las mismas para establecer prioridades en el empleo de los fondos disponibles.

4.- En el orden social: El Poder Ejecutivo adoptará medidas especiales adecuadas a las circunstancias para asistir al trabajador vinculado a las actividades comerciales, industriales y de servicios y su familia, afectados por la situación de Emergencia o Desastre. 

Artículo 12°: En la situación prevista en el artículo 8°, la Comisión de Emergencia y Desastre Comercial, Industrial y de Servicios  podrá, no obstante sugerir al Poder Ejecutivo, medidas especiales en apoyo de los actores afectados, de acuerdo a la magnitud de los perjuicios soportados.

Artículo 13°: La solicitud de declaración del estado de Emergencia  o Desastre Comercial, Industrial y de Servicios que formulen los actores involucrados, entidades que los representan u otros damnificados, será encauzada por los Intendentes municipales, con los requisitos formales que se establezcan reglamentariamente. Sin perjuicio de ello, la Comisión intervendrá en forma directa cuando las circunstancias lo ameriten.

Artículo 14°: El Poder Ejecutivo establecerá las organizaciones que estarán representadas, el número de integrantes, la duración de los mandatos y las normas a las que ajustará su funcionamiento la Comisión de Emergencia y Desastre Comercial, Industrial y de Servicios de la Provincia de Buenos Aires.

Artículo 15°: Los gastos que ocasione el funcionamiento de la Comisión serán atendidos con recursos de partidas específicas incorporadas al presupuesto del Ministerio de la Producción.

Artículo 16°: A los fines de esta Ley, déjese sin efecto del artículo 10° de la Ley 10390, el párrafo “como asimismo a los comerciantes e industriales”.

Artículo 17°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

FUNDAMENTOS

 

   HONORABLE LEGISLATURA: Se somete a consideración de este Honorable Cuerpo el proyecto de Ley que se adjunta para su sanción, a través del cual se crea la Comisión de Emergencia y Desastre para las actividades Comerciales, Industriales y de Servicios de la Provincia de Buenos Aires, la que funcionará en la órbita del Ministerio de Producción.

Durante el último decenio, nuestra Provincia ha sufrido el impacto de innumerables fenómenos climáticos, que han repercutido en la vida personal de sus habitantes, en sus ocupaciones y en el desenvolvimiento de sus actividades. El presente año no ha sido la excepción, contando ya en los primeros meses con inundaciones, incendios y sequías dentro del territorio bonaerense.

Si bien la Ley 10390 de Emergencia Agropecuaria, determina medidas especiales de apoyo a los sectores afectados por fenómenos de este tipo, cuya recuperación no resulte factible a través de medidas ordinarias; dicho cuerpo normativo fue pensado y regulado a fin de brindar una respuesta efectiva para el sector del agro.

Como es sabido, los comercios, industrias y servicios bonaerenses, en especial aquellos que se encuentran ubicados en las proximidades de las zonas agrícolas-ganaderas, poseen una estrecha relación con esa actividad, no sólo en cuanto a estar establecidas físicamente en los espacios geográficos donde impactan los fenómenos climáticos adversos, sino por hallarse sujetos a los problemas socioeconómicos asociados a los períodos de emergencia y/o desastre agropecuarios, a saber, caída de ventas, afectación de las cadenas de pago, retracción de la demanda, ausencia de ofertas de créditos, junto a muchos otros perjuicios que deterioran la actividad e incluso generan la desaparición del mercado de alguno de estos actores. Por lo que, si bien pueden estar afectados por los estados que contempla la Ley 10390, no poseen identidad total con los mismos.

Complementariamente, es dable acotar que muchas veces, aún en situaciones normales, lugares escasamente poblados de nuestra Provincia registran escasa o inexistente rentabilidad.

La Ley 10.466 incluyó al sector comercial e industrial en las medidas a adoptar en los casos alcanzados por la Declaratoria de Emergencia y Desastre Agropecuario, pero no estableció Autoridad de Aplicación, manifestándose en reiteradas oportunidades el ex Ministerio de Asuntos Agrarios incompetente en materia comercial, industrial y de prestación de servicios. Lo que a más de generar una laguna en la norma, impide que este sector de la actividad obtenga respuestas frente a situaciones de Emergencia o Desastre que por su intensidad o su carácter extraordinario generan una afectación profunda en su cadena productiva.

La legislación vigente padece una fuerte dispersión normativa; es así que las disposiciones que pueden ser acogidas por los productores, comerciantes, e industriales afectados, son de diferente índole, lo que genera equivocaciones como también inequidades en la forma de responder frente a sus problemáticas.

Por estos motivos, resulta necesaria la regulación específica de la Emergencia y Desastre de las actividades Comerciales, Industriales y de Servicios, a través de la creación de una Comisión especializada, integrada por funcionarios del Estado y por miembros de las entidades representativas de los sectores implicados; dependiendo la misma del Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires, autoridad competente en la materia. A su vez el cuerpo normativo establece qué se considera Emergencia Comercial, Industrial y de Servicios, como así también cuando ésta se convierte en zona de Desastre.

La Comisión tendrá funciones determinadas, entre las que constarán las de proponer al Poder Ejecutivo la Declaración de Emergencia o Desastre, delimitando el área y la fecha de inicio como así también la de finalización. A su vez, por su especialidad, le corresponderá efectuar el seguimiento de dicha declaración; teniendo como atribución la posibilidad de recabar información de órganos estaduales y no estaduales necesaria para facilitar su cometido. Podrá también, a fin de otorgarle una mayor participación, proponer cualquier otro tipo de medidas complementarias a las que la Ley sugiere frente a los estados de Emergencia o Desastre. Por supuesto, cuando la afectación abarque un reducido número de actividades podrán hacerse declaraciones de Emergencia o Desastre de carácter individual.

Cuando la situación exceda el carácter extraordinario que prevé la Ley, tornándose permanente, no procederán tales declaraciones aún cuando la Comisión creada pueda sugerir al Poder Ejecutivo medidas especiales de apoyo. En igual sentido, cuando los perjuicios sufridos puedan ser cubiertos por el régimen de seguros, no gozarán de los beneficios emergentes.

El presente proyecto conlleva la intención de viabilizar, por medio de la Autoridad de Aplicación en la materia, la instrumentación de medidas para el sector comercial, industrial y de servicios con una previsión amplia, ya que sólo existen antecedentes aislados en los que se concedieron beneficios relacionados a este Proyecto, para casos puntuales. Un claro ejemplo son las leyes 12.323 y 12.322 y sus modificatorias.

En este sentido, las Cámaras de Comercio, Industria y Servicios, han originado una serie de demandas en la materia, solicitando la implementación de este conjunto de medidas de apoyo y acompañamiento, así como la inclusión de representantes de dicho sector en la Comisión de Emergencia que establece la Ley.

Por los motivos expuestos que solicito de los señores Colegisladores, la aprobación del presente.