Aspectos relacionados con Escuelas Rurales de la Provincia.

Corresponde al Expediente: F 614 – 2014-2015

PROYECTO DE SOLICITUD DE INFORMES

El H. Senado de la Provincia de Buenos Aires

RESUELVE

Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial, para que a través de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia, se sirva informar acerca de los siguientes puntos:

  • Número total de edificios de ESCUELAS RURALES correspondientes al nivel primario, existentes en la Provincia.
  • Cantidad de ESCUELAS RURALES que, en la actualidad, no se encuentran funcionando como tales.
  • Motivos por los cuales ello sucede y por qué no resulta prioritaria su reconstrucción y puesta en funcionamiento, dada la necesidad que existe sobre todo en el interior de la Provincia.
  • Si se ha previsto dar solución a esta temática y en qué plazo.
  • Si son los Consejos Escolares las autoridades competentes para el mantenimiento de los edificios de las mismas, con la colaboración de la Oficina de Infraestructura. En caso contrario especifique cuál es el organismo responsable.
  • Toda otra circunstancia que considere de interés. 

FUNDAMENTOS 

   Hoy la mayoría de las Escuelas Rurales están vacías y abandonadas pero, forman parte del patrimonio de la Provincia.

Una docente jubilada del sudoeste bonaerense evoca el tema de una escuela del Paraje El Anquelén de esta manera:

 “La situación económica del agro fue desmejorando y los dueños de los campos se radicaron en los pueblos para que sus hijos fueran al secundario. Al principio con una matrícula de 16 alumnos, que se fue desgranando, hasta llegar al año 2002 con un solo alumno cuyos padres decidieron llevarlo a la localidad más cercana.”

El caso de este establecimiento es un ejemplo de los edificios escolares cerrados por falta de matrícula. Actualmente, algunos no son más que ruinas que, construidas en su mayoría durante la gestión de Domingo Mercante, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, quien impulsó la construcción de escuelas a través del Plan Integral de Construcciones Escolares, alcanzó, en 1951, la inauguración de 900 edificios rurales.

La Constitución Provincial en su Artículo 203 expresa: “La Administración de los servicios educativos, en el ámbito de competencia territorial distrital, con exclusión de los aspectos técnicos pedagógicos estará a cargo de órganos desconcentrados de la Dirección General de Cultura y Educación denominados Consejos Escolares…”.

En consonancia con ella el Artículo 147 de la Ley 13688 establece que: “La administración de los establecimientos educativos, en el ámbito de competencia territorial distrital, con exclusión de los aspectos técnico-pedagógicos, estará a cargo de  órganos  desconcentrados  de  la  Dirección   General  de  Cultura  y   Educación denominados Consejos Escolares, de acuerdo a lo estipulado por el Artículo 203 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires….”

La Provincia de Buenos Aires a través de la Resolución 1909, del 4 de julio de 2008, que creó el Programa de Educación para el Desarrollo Rural e Islas, tiene por objetivo dar cumplimiento a la ley de Educación Provincial, en el marco de la promoción y fortalecimiento de las capacidades de la comunidad rural y de islas.

No se dan respuestas cuando se solicita datos fehacientes sobre cuántos son los edificios cerrados, abandonados o sin utilizar en toda la Provincia y no existen políticas que contemplen cómo paliar esta importante situación.  El abogado Carlos Cebey, ex Consejero General de Cultura y Educación y actual Coordinador del Foro de Consejeros Escolares de la UCR, comentó que: “la Dirección de Propiedades de la DGCyE cuenta con un registro de todos los establecimientos que incluye los que son de propiedad de la DGCyE, los alquilados y los que están en préstamo o comodato”. Se requirió esta información sin obtener respuesta.

Así, los edificios están a la vista de cualquier ciudadano bonaerense que circule por las rutas provinciales o por caminos de tierras de las zonas rurales. En particular, Puan y Adolfo Alsina, al sudoeste bonaerense, presentan un importante número de escuelas cerradas en diferente estado de conservación y mantenimiento.. El trayecto revista un número de cinco escuelas desocupadas. Así los edificios de las escuelas 8, 25 y 30 pertenecientes al paraje “Avestruz”, en el distrito de Adolfo Alsina y la Escuela Nº 11, del paraje “La Juanita”, son una ruina.

Según información brindada por el ex presidente del Consejo Escolar de Puan, Daniel López, existen ocho escuelas cerradas, además de la 11 y la 23. Mientras que el Consejo Escolar del Partido de Adolfo Alsina no quiso brindar datos respecto de los edificios que permanecen cerrados.

Al desaparecer las escuelas se extingue también un ámbito físico e institucional fundamental en la construcción de la ruralidad, que educó a miles de alumnos, principalmente en el nivel primario. Una vez que el edificio queda vacío, “nadie se hace cargo de lo que pueda pasar con él, nadie se ocupa de eso. Ni la Dirección de Propiedades ni la Dirección de Infraestructura de la DGCyE.”

   La responsabilidad cuando la escuela se cierra pasa directamente al Consejo Escolar del distrito y las definiciones relacionadas con su conservación y mantenimiento, competen a decisiones de inversión que se toman en la Administración Central. La ingeniera agrónoma, Gabriela Vega, expresa  que: “la desaparición de las escuelas rurales implica asimismo la pérdida de una forma de ruralidad capaz de valorizar en forma integral los recursos de los territorios rurales de la Argentina.”

  Todo lo expresado constituye motivo suficiente para solicitarle al Poder Ejecutivo Provincial, las explicaciones que clarifiquen y expresen de qué forma va a solucionar, a través de las autoridades pertinentes, esta forma de enseñar a quienes les constituye la única opción y que sin embargo, está a todas luces olvidada.

   Es por estos motivos que solicito a mis pares, me acompañen en su aprobación.