Aspectos vinculados con la incorporación como accionista del empresario venezolano estadounidense Miguel Mendoza, a la empresa EDEN.

Corresponde al Expediente: F-114/13-14

PROYECTO DE SOLICITUD DE INFORMES
El H. Senado de la Provincia de Buenos Aires,
RESUELVE
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial, para que a través del Ministerio de Infraestructura, se sirva informar acerca de los siguientes puntos:
1- Si se ha incorporado como accionista a la empresa EDEN (Distribuidora del Norte de la Provincia de Buenos Aires) el empresario venezolano estadounidense Miguel Mendoza.
2- Si dicho empresario ha pasado a tener, en el último año, el control de las empresas distribuidoras de energía provinciales EDES y EDEN.
3- Si en relación a las empresas EDES y EDEN, se ha dado cumplimiento a las disposiciones vigentes de solicitar las distribuidoras provinciales de energía eléctrica, antes de la venta o transferencia de sus acciones, la previa autorización del Poder Ejecutivo Provincial, por medio de la Autoridad de Aplicación de la Ley Provincial N° 11769.
4- Todo otro comentario que considere de interés en vinculación con el tema.

FUNDAMENTOS
Trabajadores del sector eléctrico están muy preocupados por el desembarco del empresario venezolano estadounidense Miguel Mendoza en la empresa EDEN, la distribuidora de energía del norte de la Provincia de Buenos Aires.
La compra, anunciada durante la última semana de febrero, ha generado conflictos con la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza –FATLYF–.
Según las informaciones conocidas, el empresario ya habría logrado en el último año detentar el control de EDES y EDEN, distribuidoras de energías de la Provincia de Buenos Aires.
También ha trascendido que antes fue gerente general de EMGASUD S.A., una de las principales empresas de generación eléctrica y distribución de gas que controlan el empresario Alejandro Ivanissevich y la familia Brito, en la que habría terminado sus funciones con un pedido de indemnización por U$S 6 millones.
En este sentido, las autoridades de la Federación, con la anuencia del secretario del Gremio, transmitieron al Ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía, el malestar instalado luego de que se supiera que Mendoza controlará dos de las cuatro distribuidoras de energía provinciales.
La respuesta a este reclamo habría sido que poco es lo que puede hacerse en este caso, ante un cambio en los accionistas.

Ante esa respuesta, los gremialistas presentaron un documento, fechado el 28 de febrero de 1997, que ordena a las distribuidoras provinciales de energía eléctrica a no vender o transferir acciones sin la “previa autorización del Poder Ejecutivo Provincial, por medio de la Autoridad de Aplicación de la ley provincial 11769”. Fue así, que cuando Edenor compró Eden en 2010, debió pedir la autorización del Gobierno Provincial para que la operación se pudiera concretar. De la presentación de ese documento, se desprendería que no sólo habría sido irregular la venta de Eden a Miguel Mendoza, sino que lo mismo sucedió con la distribuidora Edes, que el empresario venezolano opera desde hace más de un año. En esa ocasión, tampoco se le pidió permiso al gobierno. Finalmente, el planteo de la Federación también incluye la preocupación por el excesivo endeudamiento de la empresa y la falta de las inversiones necesarias para mejorar el servicio y evitar los apagones.
Es por los motivos expuestos que solicito a los Sres. Legisladores la aprobación de este Proyecto.