Declarando de Interés Legislativo todos los actos y homenajes a realizarse en la Provincia de Buenos Aires, con motivo de cumplirse el día 23 de marzo, un nuevo aniversario del fallecimiento del presidente constitucional, Marcelo Torcuato de Alvear.

Corresponde al Expediente: F 8 – 2015-2016

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

El Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires

RESUELVE:

Declarar de Interés Legislativo todos los actos y homenajes a realizarse en la Provincia de Buenos Aires, con motivo de cumplirse el día 23 de marzo, un nuevo aniversario del fallecimiento del Presidente Constitucional, Marcelo Torcuato de Alvear.

FUNDAMENTOS

El presente Proyecto de Resolución tiene por objeto declarar de Interés Legislativo, todos los actos y conmemoraciones que tengan lugar en la Provincia de Buenos Aires, al cumplirse un nuevo aniversario del fallecimiento del Presidente Constitucional, Marcelo Torcuato de Alvear.
Se cumplen el 23 de marzo, 73 años del fallecimiento de Marcelo Torcuato de Alvear, Presidente de la República, por la Unión Cívica Radical, entre los años 1922 y 1928. En este sentido, como una forma de recordar a tan importante dirigente y militante de las nobles causas del radicalismo, realizaré una breve reseña de su actuación partidaria, en épocas difíciles, donde lo único que ofrecía esta nueva idea política, era luchar por los derechos de las mayorías excluidas, un puesto en la organización revolucionaria y el firme compromiso en las ideas, que traerían un cambio político para el País.
Marcelo Torcuato de Alvear formó parte de una familia que hunde sus raíces en la historia misma de nuestra Patria. En este sentido, desciende de Carlos María de Alvear y de Torcuato de Alvear (su padre), quién junto a Elvira Pacheco (su madre), dieron forma a una familia, que además contaba con cuatro hijos, siendo Marcelo el más pequeño.
Alvear realizó sus estudios en el Colegio Nacional y cuando finalizó se inscribió en la Facultad de Derecho, donde se graduó con el título de abogado en el año 1891. En tal sentido, alterna sus estudios universitarios, con la participación política, y será de la mano de su padre, quién fue uno de los asistentes al acto del Jardín Florida, que comienza a tomar contacto con la política partidaria de Buenos Aires. Cabe destacar, que su familia proviene de una tradición política ligada al Autonomismo, en consecuencia, opuesta al accionar político de los mitristas. Marcelo T. de Alvear provenía de una familia de estirpe y con un buen pasar del Buenos Aires de fines del siglo XIX. Esto no impidió que fuera un importante protagonista de las luchas por la libertad y el sufragio, a partir de la conformación de la Unión Cívica. En este sentido, formará parte de la organización del acto del 1 de septiembre de 1889, donde conoce y se deslumbra con la figura de Leandro Alem, convirtiéndose en su secretario.
Podemos afirmar que Marcelo T de Alvear, participó de asambleas populares, reuniones de comité y todas las conspiraciones que tuvieron lugar para lograr consolidar los valores fundamentales, que permitieran la vigencia de una democracia plena. Al producirse la división de la Unión Cívica, en el año 1891, sin ninguna duda, su lugar estará junto a Leandro Alem, en la emergente Unión Cívica Radical. En tal sentido, en el Acta firmada en julio de 1891, podemos encontrarlo ocupando el cargo de Secretario del Radicalismo. Su compromiso va creciendo y será compañero de ruta de Alem, a quien acompaña en giras políticas por el interior del País, con el propósito de ir dando organicidad al emergente radicalismo. En tal sentido, las giras, la cárcel y el exilio serán parte de una novedad para este joven de 23 años, que ha abrazado la causa popular con dedicación, disciplina, generosidad y sinceridad.
Pero Marcelo Alvear también comenzará a cultivar una gran amistad con Hipólito Yrigoyen, a quien conocerá en la Revolución de 1890. Así, será un protagonista importante en la Revolución de 1893, formando parte del Estado Mayor de la Revolución, con asiento en Temperley. También Alvear se hará cargo de un ministerio, en el efímero Gobierno Revolucionario de Juan Carlos Belgrano.
Por los argumentos antes esgrimidos, es que solicito a este Honorable Cuerpo la aprobación del presente Proyecto.