Expresando profunda preocupación ante el fallo dictado por la sala Primara del Tribunal de Casación Penal de la Provincia que redujo la pena de un imputado por abuso sexual a un menor de edad, basado en el discernimiento de la víctima y en su contexto familiar.

Corresponde al Expediente: F 181 – 2015-2016

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

El Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires 

RESUELVE 

    Expresar su  profunda preocupación ante el fallo dictado por la Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires que redujo la pena de un imputado por abuso sexual a un menor de edad, basado en el discernimiento de la victima y el contexto familiar en el cual se desarrollaba su infancia. 

FUNDAMENTOS

   En marzo de 2010, un niño de seis años fue violado por su entrenador de fútbol en la zona norte del GBA.

Una vez recaída la pena en primera instancia, la sentencia fue apelada por el defensor del violador y, en segunda instancia, los camaristas Horacio Biombo y Benjamín Sal Llargués, redujeron el tiempo de la condena considerando que el abuso perpetrado hacia el menor no resultaba gravemente ultrajante, puesto que la victima ya demostraba ya demostraba familiaridad en cuanto a la elección de su sexualidad y a descartar la agravante del estado de indefensión del menor.

Hoy esta condena se encuentra apelada por el fiscal Carlos Altube, ante la Suprema Corte de Justicia, la que admitió el recurso el día 6 del corriente.

Además de expresar nuestro repudio ante tan aberrante hecho y llamar la atención una vez más, sobre la decadencia moral en la que vivimos, esta Cámara cree necesario manifestar su preocupación ante el fallo dictado por la Sala Primera, de Casación Penal, el cual no refleja en lo mas mínimo el superior derecho del menor por sobre el de su abusador.

Fallos como estos degradan enormemente el sentido de Justicia que debe imperar en nuestro estado, máxime si tenemos en cuenta este tipo de delito debe ser castigado con la mayor rigurosidad posible atento la calidad de los intereses y derechos que deben protegerse.

Es por estos motivos que solicito a mis pares me acompañen en la aprobación del presente.