Modificando artículos 5° y derogando artículo 8° de la Ley 13.802 – Régimen Especial de Subsidio para los Bomberos Voluntarios –

Corresponde al expediente: E 174 / 2016-2017.

 

 

PROYECTO DE LEY

 

El Senado y Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sancionan con fuerza de

LEY

 

ARTÍCULO 1.- Modifíquese el artículo 5° de la Ley 13802, el cual quedará redactado de la siguiente manera:

Artículo 5: “Los derechohabientes de los bomberos voluntarios podrán acceder a un subsidio equivalente al setenta y cinco (75) por ciento del haber establecido en el artículo 3, que se liquidará desde el día posterior al fallecimiento del causante, en el siguiente orden excluyente:

1)      Al cónyuge supérstite, en concurrencia con los beneficiarios previstos en los incisos 3), 4) y 5) del presente artículo cuando los hubiere.

2)      A las personas que se hubieran unido y mantenido vida marital de hecho con el afiliado durante un lapso de tres (3) años, o de dos (2) años en caso de existencia de hijos fruto de esa unión, a la fecha del fallecimiento, en concurrencia con los beneficiarios previstos en lo incisos 3), 4) y 5) del presente artículo cuando los hubiere.

3)      A los hijos menores de edad y solteros, a los mayores incapacitados laboralmente en un sesenta y seis (66) por ciento o más, siempre que hayan estado a cargo del afiliado o de su cónyuge a la fecha de fallecimiento del primero o que resultaren hijos póstumos, en concurrencia con los beneficiarios previstos en los incisos 1) y 2) del presente artículo cuando los hubiere; a los hijos de ambos sexos que cursen regularmente estudios secundarios, terciarios o superiores, mientras que no desempeñen actividades remuneradas, ni perciban haberes en concepto de jubilación, pensión, retiro o prestación no contributiva, hasta los veinticinco (25) años de edad, salvo que los estudios hayan finalizado antes.

4)      A los padres que se encontraren a cargo del afiliado, en concurrencia con los beneficiarios previstos en los incisos 1) y 2) del presente artículo cuando los hubiere.

5)      A las hijas solteras mayores de cincuenta (50) años de edad que se encontraran a cargo del afiliado, en concurrencia con los beneficiarios previstos en los incisos 1) y 2) del presente artículo cuando los hubiere”.

 

ARTÍCULO 2.- Deróguese el artículo 8° de la Ley 13802.

 

ARTÍCULO 3.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

 

 

FUNDAMENTOS

 

HONORABLE LEGISLATURA:

Se somete a consideración de esta Honorable Legislatura, el proyecto de Ley que se adjunta para su sanción, el mismo intenta subsanar una carencia del anterior cuerpo normativo, la Ley 13802, que crea un régimen especial de subsidio para los bomberos voluntarios que formen parte de las Instituciones bomberiles reconocidas como tales por la Provincia de Buenos Aires; sin embargo, la citada norma, aún contemplando en su artículo 5° la subsistencia de un porcentaje del subsidio para los derechohabientes del bombero voluntario fallecido, no contiene la previsión de conservar este respaldo económico en los casos de los hijos de ambos sexos que continúen sus estudios secundarios, terciarios o universitarios y sean mayores de edad -ya que conserva el beneficio durante la minoridad sin ningún requerimiento educativo-, subordinando la permanencia del subsidio al no desempeño de actividades remuneradas, ni perciban haberes en concepto de jubilación, pensión, retiro o prestación no contributiva.

Es imprescindible que esta situación se enmiende, no sólo en virtud de un mero término de justicia moral hacia quienes han trabajado voluntariamente en una tarea a extremo peligrosa beneficiando a la sociedad, sino como un paso más hacia la protección de personas en situación de vulnerabilidad, tales aquellas que han soportado el fallecimiento del progenitor a cargo y busquen superarse continuando su educación en los diferentes niveles.

Considerando que es de suma necesidad contemplar respuestas equitativas para situaciones de contención como la que se encuentra aquí, en el presente proyecto el límite de edad para la continuación del beneficio, al igual que en otras normativas de sistemas previsionales, se ha fijado en veinticinco (25) años, u obviamente, la finalización de los estudios o la pérdida de su regularidad; siendo este subsidio sólo un porcentaje del percibido por el bombero, salvo excepciones dadas dentro de la norma original.

El criterio de selección de los establecimientos educacionales y el modo de acreditar la regularidad en ellos será parte de la reglamentación.

Por los fundamentos expuestos es que solicito a los Señores Legisladores acompañen con su voto positivo el presente Proyecto de Ley.