Solicitando ayuda para los productores apícolas de diferentes distritos de la Provincia de Bs.As.

Corresponde al Expediente: F 29 – 2012-2013
PROYECTO DE DECLARACION

El Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires

DECLARA

Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial otorgue a los mil doscientos (1.200) apicultores, pertenecientes a los Distritos de Coronel Suárez, Guaminí, Adolfo Alsina, Coronel Pringles y Saavedra y en la zona sur, Tornquist, Puan, Bahía Blanca y Coronel Dorrego, representando la propiedad de 362.000 colmenas, lo que se traduce en el 12% de la producción nacional, la ayuda de CIENTO CINCUENTA PESOS ($ 150.-) por colmena, a los fines de poder continuar con dicha actividad productiva, que comprende no sólo la producción de miel sino también polen, propóleos, jalea real y cera, dado que los factores climáticos han ocasionado un gran deterioro en la “floración” y por el aumento de costos fijos, los que se han incrementado considerablemente (alimentación, incremento en los insumos, sanidad, traslado, personal), lo que acarreará el abandono de una cantidad importante de colmenas que pertenecen a pequeños productores y que representan un sector importante de la zona.

Más allá de lo expresado, nuestro País es el primer exportador mundial de miel y desde hace muchos años se encuentra entre los principales productores. Alrededor del 40% de la miel exportada se produce en territorio bonaerense, especialmente en el centro y sur de la Provincia.

Asimismo, el 85% de la apicultura que se desarrolla en la zona mencionada incide fuertemente sobre la economía familiar de los apicultores y de no poder llevar adelante la actividad, les originaría inexorablemente al quebranto.

FUNDAMENTOS

La República Argentina es el primer exportador mundial de miel, por lo cual la Apicultura constituye una importante fuente de trabajo y de ingresos para nuestro País. La cuenca melífera más importante se corresponde con la Región Fitogeográfica Pampeana y, más del cuarenta por ciento de la miel exportada se produce en territorio bonaerense, especialmente en el centro y sur de la Provincia.

El área de influencia de la EEA INTA Bordenave cuenta con aproximadamente MIL DOSCIENTOS PRODUCTORES APICOLAS distribuidos en los Distritos de Puan, Adolfo Alsina, Coronel Suárez, Saavedra, Tornquist, Guaminí, Coronel Pringles, Coronel Rosales y Bahía Blanca, QUE REUNEN UN TOTAL DE 362.000 COLMENAS, lo que representa aproximadamente el 12% de la producción nacional. Esta producción, tiene la particularidad de que, en su mayoría, se realiza en pequeñas localidades y, en su 85%, incide radicalmente en la economía familiar de los involucrados.

El motivo del presente Proyecto de Declaración solicitando ayuda para los productores apícolas, es que la mencionada actividad, que se desarrolla en el área antedicha, se encuentra en una crisis de producción y una elevada mortandad de colmenas, con motivo de negativos aspectos agro-climáticos, nutricionales, sanitarios, socio-económicos y comerciales. A ello debe adunarse la sequía de los últimos años y la alta mortandad por enfermedades como la nosemosis y la varroasis que han producido una disminución en la oferta de polen primaveral y otoñal, lo que ocasiona severas deficiencias proteicas para el desarrollo poblacional de las colmenas.

A lo dicho cabe agregar el incremento en los insumos, como por ejemplo el azúcar, ya que los productores se ven en épocas obligados a alimentar a las abejas en base a este producto y también el aumento en el costo de los tambores comprados por los apicultores, quienes no reciben el reintegro por su precio, lo cual lo convierte en una carga intransferible.

Hoy el precio por kilogramo de miel es de alrededor de $ 9.- y las condiciones de pago de entre treinta y sesenta días. Ello provoca que los productores cubran el 46,8% de los costos, por lo que, en esa situación y para solventar dichos costos en los partidos con mejores rendimientos obtenidos durante esta última temporada, el precio de la miel debería alcanzar los $ 20.- por colmena, lo que difícilmente ocurra, y, dado el rendimiento medio de la última década que es de 20 kilos por colmena, el precio de la miel debería ser de $ 15.- por kilogramo, para obtener una rentabilidad del 10%.

Como corolario y a modo de resumen, la solicitud de ayuda por parte del Poder Ejecutivo, es a los efectos de hacer resurgir la actividad apícola en la Región para paliar la crisis del sector, la cual tiene consecuencias directas en las familias productoras involucradas, en otros sectores de la economía regional directamente relacionados con la apicultura y en el caudal de miel para exportación, de suma importancia para nuestro País.

Es por los motivos expuestos que solicito la aprobación del presente.